Cómo y por qué realizar la limpieza de residencias geriátricas y centros de día. Guía completa.

Cómo y por qué realizar la limpieza de residencias geriátricas y centros de día. Guía completa.

En Limpiezas Vilmar siempre contemplamos todos los aspectos particulares de los espacios y tipo de usuarios de cada instalación específica, así como las actividades que en ellas se desarrollan, a la hora de prestar nuestros servicios, estableciendo protocolos concretos para conseguir la mayor eficacia en el desarrollo de nuestros trabajos de higiene y desinfección.

En éste artículo vamos a compartir contigo aspectos necesarios y objetivos a conseguir al hacer la limpieza de residencias geriátricas y centros de día.

En primer lugar resulta fundamental conocer detalles sobre el perfil genérico de los usuarios, y el tipo de actividad o uso de las instalaciones para establecer métodos y planificar las tareas.

¿Qué hay que saber sobre perfil genérico y particularidades de los usuarios a la hora de limpiar residencias geriátricas y centros de día?

Los usuarios de residencias geriátricas y centros de día, son personas de la tercera edad, y por ello están incluidos en grupos de mayor riesgo a la hora de contraer enfermedades, o agravar un precario estado de salud con nuevas infecciones.

Por éste motivo, resulta fundamental mantener constantemente un alto nivel de limpieza y desinfección no sólo de las superficies y espacios, sino de todo tipo de mobiliario, tejidos y objetos con los que puedan entrar en contacto nuestros mayores.

A la suciedad que se genera por el trasiego de personas, introducción de polvo, y actividad normal en cualquier lugar, en éste tipo de instalaciones hay que sumar las situaciones puntuales que se producen por el deterioro de las facultades de los ancianos, como pueden ser vómitos, secreciones incontrolables, o incontinencias que generan focos de suciedad con altas cualidades infecciosas, a la vez que propicia situaciones no deseadas para el resto de los usuarios y trabajadores al provocar sensaciones y olores desagradables, obligando a realizar una limpieza inmediata. 

Por otro lado, la reducción de la movilidad propia de la edad, es un punto muy importante a tener en cuenta a la hora de realizar la limpieza y mantenimiento de los centros geriátricos, eligiendo los momentos más adecuados para el fregado de suelos, o la disposición de carros y equipos de tal manera que no supongan obstáculo para el tránsito de los usuarios.

De ésta manera se pueden evitar peligros potenciales por tropiezos, deslizamiento o ingestión de productos, ya que también hay que tener muy presente que entre los residentes o usuarios puede haber personas con deterioro cognitivo, pero no motor.

Por último, hay que tener muy presente que la limpieza de residencias geriátricas y centros de día para mayores, constituye una garantía básica para valorar el tipo de cuidado y esmero con el que se trata a unas personas en muchos casos muy dependientes del buen hacer del centro en el que pasarán el resto de sus días. Favoreciendo un adecuado clima de confort no sólo para ellos, sino para todos los trabajadores de los centros y una mayor tranquilidad para las familias que han confiado el cuidado de un mayor a éste tipo de instituciones.

mantenimiento de centros de mayores

¿Qué tipo de superficies, mobiliario y objetos hay que limpiar en el mantenimiento de residencias geriátricas y centros de día?

Las residencias geriátricas están compuestas por diferentes espacios que hay que higienizar en función del tipo de superficies y frecuencia de uso.

Una residencia de mayores típica suele contar con:

  • Vestíbulo de entrada, zona de recepción, sala de espera, ascensores y escaleras, que habrá que limpiar todos los días.
  • Despacho de dirección que se puede mantener con una limpieza en días alternos.
  • Zona de lavandería, almacén de limpieza y cuarto de basuras deberán contar con un mantenimiento de limpieza semanal.
  • Cocina y comedores, requieren una limpieza diaria de mantenimiento, y además habrá que realizar una limpieza general de la cocina con carácter quincenal o mensual, como mínimo.
  • Gimnasio o sala de actividades y psicomotricidad, que necesitará una limpieza siempre con posterioridad a su utilización.
  • Zona de recreo o salón, también necesita una limpieza diaria de mantenimiento.
  • Pasillos con aseos comunes. Tanto las zonas de transito constante como los aseos, requieren de un mantenimiento más constante, debiendo efectuarse varios repasos diarios.
  • Dormitorios individuales con baño privado, y dormitorios compartidos con baño necesitan una limpieza diaria, a la que hay que añadir servicios de limpieza puntuales cuando la situación lo requiera.
  • También hay que efectuar labores de limpieza y mantenimiento de jardines y patios de los centros de mayores, tanto en los suelos de las zonas transitables con una frecuencia diaria, como en la conservación y cuidado de plantas con una periodicidad variable en función de la estación del año.
  • Los grandes geriátricos también pueden disponer de consulta médica, sala de curas, y parking que habrá que mantener en buenas condiciones de higiene dependiendo de su frecuencia de uso.

Por su parte, los centros de día suelen contar con dependencias como aulas, servicios, zonas de recreo, cafetería y comedor, peluquería, y gimnasio, despacho de dirección, hall, pasillo y en muchos casos ascensores, cuyas tareas de limpieza se suelen realizar con frecuencia diaria en días laborales que es cuando permanecen abiertos al público, y en dos o más turnos de limpieza  diaria en las zonas con mayor uso y posible suciedad, como son los servicios, cafetería y comedores, que requieren un repaso más frecuente, en función de la cantidad de horas que el centro permanezca abierto al público.

Existen otras tareas de mantenimiento incluidas en la limpieza de residencias geriátricas y  centros de día, que se realizan con carácter periódico, como son:

  • Prevención y control de plagas, con aplicación de tratamientos semestrales coincidiendo con los cambios de verano e invierno, y por supuesto con más frecuencia si se detecta la necesidad de aplicar más frecuentemente.
  • Limpieza de cristales en fachada de forma diaria rotativa.
  • Limpieza de conductos y canalizaciones de sistemas de refrigeración y calefacción.
  • Limpieza de redes de saneamiento: arquetas y tuberías.
  • Limpieza de campanas extractoras en las cocinas tanto de residencias de ancianos como de centros de día.
  • Gestión de residuos.
  • Limpieza y desinfección profesional de colchones, y tapicerías de sofás, dependiendo de las necesidades.
  • Reposición de bacteriostáticos, unidades higiénicas, consumibles de uso higiénico personal como papel, toallitas para las manos, o jabón para equipos dosificadores.

residencias geriátricas su limpieza

Puntos fundamentales en la limpieza de residencias geriátricas y centros de día

Para poder realizar un mantenimiento adecuado de la limpieza de residencias geriátricas y centros de día, es necesario tener en cuenta una serie de puntos fundamentales, como son los procedimientos de limpieza más adecuados en cada caso, equipos, productos y número de operarios, en función de las dimensiones de los espacios y características de los materiales.

Procedimientos de limpieza de residencias geriátricas y centros de día

  • Diariamente hay que realizar una adecuada ventilación de todos los espacios durante al menos 10 minutos, cuidando de que no se produzcan corrientes que puedan afectar a la salud de los residentes en centros geriátricos, o usuarios de los centros de día.
  • También de forma diaria, hay que hacer la limpieza de suelos con aspiración o sistema humedecido para evitar que el polvo quede en suspensión, mediante fregado con doble cubo, y un producto desinfectante, escurriendo bien la mopa para evitar el exceso de humedad, y señalizando con cartelería las zonas en las que se está trabajando.

La limpieza de suelos se debe realizar siempre aprovechando horarios en que los espacios están libres de residentes y usuarios.

En largos pasillos y salas de grandes geriátricos, se pueden utilizar fregadoras industriales pilotadas, siempre que se anticipen las medidas de seguridad necesarias, y se encuentren totalmente despejadas estas zonas.

  • En zonas exteriores como patios y jardines, se pueden emplear sopladoras y máquinas de limpieza con agua a presión a la hora de limpiar este tipo de suelos.
  • En las zonas comunes como comedores, salones y zonas de recreo, hay que realizar varios repasos diarios del mobiliario y enseres, para eliminar huellas, o restos de suciedad, utilizando bayetas de microfibra humedecidas con agua y algún producto bactericida adecuado, limpiador enzimático.
  • También de forma diaria hay que ventilar, y limpiar las habitaciones, utilizando bayetas húmedas con productos desinfectantes para eliminar el polvo y todo tipo de huellas de camas, barandillas de sujeción, mesillas, interruptores, manivelas, y puertas, sustituyendo la lencería de cama que sea necesaria y las toallas.
  • Los aseos de las habitaciones también se higienizan a la vez, utilizando desinfectantes para sanitarios y azulejos, prestando mucha atención al secado, para evitar la aparición de moho y hongos, y se repasan los espejos y huellas puntuales de cristales, terminando con el vaciado de contenedores higiénicos y papeleras.
  • En cocina, y aseos, se debe realizar una limpieza profunda de las paredes de manera semanal o quincenal, en la que se pueden emplear medios mecánicos como máquinas de limpieza por vapor, que aceleran los trabajos a la hora de limpiar superficies con grasa, accediendo más fácilmente a zonas difíciles, y por supuesto en la limpieza de azulejos.
  • Tanto para mantener la limpieza del aire, cómo para utilizar agua ozonizada en sustitución de otros productos químicos, los aparatos generadores de ozono, son una estupenda opción que también se utiliza en desinfección y limpieza de residencias geriátricas, por sus cualidades de renovación y mejora de la calidad del aire, y su facilidad para eliminar malos olores, sin tener que recurrir a ambientadores que simplemente los enmascaran.

Algunas cuestiones muy importantes en limpieza de geriátricos y centros de mayores

Para poder realizar de forma profesional la limpieza en los centros geriátricos y de mayores, las empresas de limpieza deben impartir entre sus operarios cursos de formación específica no sólo sobre el tipo de procedimientos, maquinaria, productos y prevención de riesgos laborales, que se deben emplear en este tipo de instalaciones, sino que también deben formar específicamente a sus trabajadores en aspectos relacionados con el perfil de los usuarios, reacciones de estos y situaciones que se pueden encontrar.

El personal de limpieza de residencias geriátricas debe ser amable y tolerante empatizando con los mayores, pero a la vez debe cumplir eficazmente sus funciones en los tiempos fijados, y ser muy cuidadoso en el cumplimiento del protocolo para el uso de maquinaria, enseres y productos, que nunca deben entorpecer a los ancianos ni quedar a su alcance.

Si quieres recibir nuestro presupuesto de limpieza sin compromiso, ponte en contacto con nosotros en www.vilmar.es/

 

Vilmar Limpiezas y servicios